Google+ Followers

domingo, 23 de noviembre de 2014

BENITO GALLARDO MARTÍN

REDONDILLAS PARA LA VOZ POÉTICA

DE ANTONIO CAPILLA LOMA


Que nadie apague la voz
de Antonio Capilla Loma;
que su palabra no es broma:
va en serio como una hoz.

Que nadie intente callarla,
que su esfuerzo será en vano;
pues más tarde o más temprano
volveré a sintonizarla.

Que nadie ponga mordaza
ni cortafuego a esta hoguera;
que su pasión es sincera
como el sol que nos abraza.    

Es ritmo, conocimiento,
soledad, pulso, latido,
sentimiento compartido,
imaginación y encuentro.

Es artefacto, conciencia,
y es tabla de salvación,
arte, vida, creación,
desahogo y elocuencia.

Para que viva esta voz
enciendo seis redondillas
que atizan desde Sevilla
la llama de un corazón.


Benito Gallardo Martín

BENITO GALLARDO MARTÍN.



http://www.rinconliterariodecampillos.es/index.php?option=com_content&view=article&id=20&Itemid=72


7 comentarios:

  1. Que así sea, buen amigo,
    ¡que nadie calle la voz!
    de este genuino poeta,
    que entre cuarteta y cuarteta
    vuele su alma hasta el sol.

    ResponderEliminar
  2. Mil gracias te doy, Gerardo,
    Por los versos tan galanos
    Que a un poeta tan humilde
    Sin dudar has dedicado
    Como trovador sublime.

    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu vienes de Andalucía
      y yo de La Habana intensa;
      aunque la mar es inmensa
      nos unen versos humanos.

      Si gustas puedes visitar mis Blog

      http://lavidayeloficiodecantar.blogspot.com/

      http://elbardodelapalma.blogspot.com/

      Eliminar
  3. Con gusto compartiré
    afanes y sentimientos
    que nuestros versos humanos
    son jilgueros que cantando
    amor llevan a granel.

    Amigo, Gerardo, claro que frecuentaré tus blogs. Para mí será un placer.

    ResponderEliminar
  4. Olé, olé y olé!...pero qué arte el del maestro Benito. Sentidos versos, por otra parte más que merecidos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Amaya, por lo que a mí me toca. Ya sabes que Benito te sorprende siempre. Un abrazo.

    ResponderEliminar