Google+ Followers

viernes, 30 de marzo de 2012

EN RECONOCIMIENTO A MI AMIGO Y POETA ANTONIO, PUBLICO EL HOMENAJE QUE HA DEDICADO A MI MODESTA PERSONA.


Homenaje a Antonio Capilla Loma
Poeta amigo y compañero de fatigas poéticas

             ************

Es la herida que llevas en el alma
que viene desde lejos, de otros tiempos.
Que llena de recuerdos los instantes.
Un paso de una historia no cerrada,
por más que la ocultemos en escritos,
en libros amarillos por los años.

No hay pasos, ni los hombres que sostengan
la cruel desilusión de lo implacable
en nombre de una patria que es madrastra,
que busca el sacrificio de lo inútil
en manos de los mismos… los de siempre.

Los mártires se llenan de medallas,
el ánimo del héroe  está embriagado.

Coñac de garrafón en la trinchera
con cánticos de guerra atrabiliarios
destila en lo más hondo de su cuerpo
metido en agujero de un bombazo.

Un premio para un muerto entre las manos.

Banderas que crecieron entre sangre.
Injuria de los cuerpos destrozados.

Poeta de los signos de tu tiempo
la última razón aún no se ha dicho...

Perdón sin olvidar es necesario.
Evita repetir otros pasados,
errores que hacen sabias las consejas,
que cuentan a sus nietos los más viejos.

Poeta tu misión es importante,
dispara las palabras en tus rimas
que hieren y no matan al que lee.
 El sol que sale siempre para todos
Conjure y haga paz entre nosotros

  Amén….  Аминь امي....      .… 
 Escrito por  - azpeitia -  

4 comentarios:

  1. Querido amigo: hermoso homenaje el que te hace el amigo Azpetia. Son palabras que sacuden la memoria y te trasladan a otra época. Obligan a reflexionar. Y llegan. Las últimas estrofas te describen tal como yo te conozco: Poeta enorme, luchador, reivindicativo y solidario con la sociedad. Para ello usas la palabra y la acción. No sólo escribes bellísimos poemas denunciando la realidad, sino que participas con el pueblo en sus manifestaciones y encuentros.
    Los primeros versos refieren sobre la inutilidad de la guerra, la hipocresía de las banderas y los patriotas, el infeliz soldado carne de cañón, y la memoria insatisfecha.
    Ignoro qué tiene que ver contigo, pero intuyo que el gran poeta Azpetia, gran amigo tuyo con quien seguro habrás departido en varias ocasiones, conoce tu trayectoria y la de los tuyos desde el inicio, y la ha ensalzado de exquisita manera en estos versos.
    Te admiro, Antonio. Como poeta y como persona.
    La palabra siempre ha sido un arma que penetra en la carne y la divide, llegando hasta el tuétano. El mundo necesita de poetas como tú que no duden en usarla. Mis felicitaciones para ti y para el gran poeta Azpetia. Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Amigo Juan, no tengo palabras para agradecerte las que tú me dedicas. Aunque modestamente no creo merecer tanto, viniendo de otro poeta y novelista, como lo eres tú, recogen en sí mismas la grandeza del emisor. Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  3. Entre poetas anda el juego, un besazo a los tres

    ResponderEliminar