Google+ Followers

lunes, 31 de marzo de 2014

HABLÁNDONOS DE LO QUE SE HA PERDIDO.



HABLÁNDONOS DE LO QUE SE HA PERDIDO

Yo acabo de leer sus pensamientos,
La aguja en equilibrio de la imagen,
El soplo que se hunde en el instante
El tímido claror del verbo austero.


Y pienso que tal vez es el momento
De despojar de la nostalgia el traje
Y de ceñir la noche con mi talle
Para adentrar los muertos en mis sueños.


Yo siento en mí el latir de los luceros
Y pienso que el latido de una imagen
Sostiene la verdad de su bagaje
Y es tan real como el latir del cielo.

Yo creo que en mi vida no están muertos
Los muertos que en mis sueños siguen vivos
Hablándonos de lo que se ha perdido...
Y escucho así sus voces en el tiempo. 


Antonio Capilla, EL FUEGO EN LA PALABRA, Editorial Huerga y Fierro, Madrid, 2012

4 comentarios:

  1. Permanecen en nuestro interior, libres como el viento.. se despidieron para seguir a nuestro lado y nunca perderlos.

    ResponderEliminar
  2. Así es. Gracias por tu comentario, Lola. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Precioso Antonio, como siempre se suele decir... nadie muere jamás mientras permanezcan vivos en nuestra memoria. Saludos

    ResponderEliminar
  4. Al menos es hermoso creerlo así. Un abrazo, Pilar.

    ResponderEliminar