Google+ Followers

viernes, 24 de mayo de 2013

GRACIAS A ROUCO VARELA Y A MONSEÑOR CAMINO tendremos suficientes exorcistas que nos libren del maligno. Ya podemos respirar tranquilos, ¡uf!

SONETILLO ASONANTADO  

Droga  cierta que adormece
Lo que despierto es humano,
Mano  estéril que se duerme
Inútilmente en su brazo.

“Conocimiento divino:
Cuerpo mortal, alma eterna;
Si el destierro es un suspiro
¿Para qué aliviar las penas?”

Como artículo del Credo
Muchos así lo aseguran
Y se quedan tan serenos.

Mas yo no quepo en mi blusa
Que ni admito ni consiento 
Los engaños que divulgan.

(Antonio Capilla, EL FUEGO EN LA PALABRA, Huerga y Fierro Editores, Madrid, 2012)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada