Google+ Followers

martes, 2 de julio de 2013

Un poema de EL ÁGUILA DE FUEGO CON LAS ALAS DEL TIEMPO


LA ESCOBA 


Eres hilo del tiempo tan delgada 
En manos que te abrazan firmemente,
Y eres fuerza del justo y su llamada
En contra del corrupto impenitente.

Eres fuego que arrasa, llamarada
De pureza en el lodo del ambiente,
Rectitud en la mano acrisolada
Del hombre que es íntegro y valiente.

En el mundo eres fuerza que va y viene
En tu afán de limpiar de toda huella
El detrito que el guante blanco tiene.

Doncella, eres el arco verdadero
De la mente más noble que sostiene
De la palabra el dardo justiciero.


Antonio Capilla, EL ÁGUILA DE FUEGO CON LAS ALAS DEL TIEMPO, Huerga y Fierro Editores, Madrid, 2013




2 comentarios:

  1. Excelente. Que paséis una buen estancia.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Antonio. Un abrazo desde San Javier.7

    ResponderEliminar