Google+ Followers

lunes, 5 de mayo de 2014

EL ÁGUILA DE FUEGO


EL ÁGUILA DE FUEGO



Tú eres quizás el águila de fuego
Con las alas del tiempo,
Aquella que da vuelo a la palabra,
La voz que nunca calla,
La que pulsa el latido del intrépido,
La que siente el latir del sentimiento,
La voz que nadie apaga cuando es llama
Porque es su propia voz la que lo llama.

Tú sientes en tu voz la voz del ser
Que es fuego en la palabra,
El fuego prometeico que han sabido
Hurtárselo a los dioses los poetas
Para entregarlo al Hombre.

Tú has reavivado el fuego en la palabra
Porque es la voz del Hombre la que vuela
Y es voz que nadie apaga porque entrega
El hálito de fuego
Que se nos ha negado.

Tú amas llamar las cosas por su nombre:
Labrador al que siembra con sus manos,
Al que siente el arado,
Al que anhela cosechas que lo colmen,
Al que el agua hace rico o hace pobre...
La voz que no se apaga cuando quema
Porque es la propia voz que nos abrasa.

Tú sientes en tu voz al hombre aquel
Que supo amar hasta morir de amor,
Palabra que es pasión,
Palabra que en tu voz busca crecer
Como incendio en la noche... Ya lo ves
Que es con su propia voz con la que te alzas
Y es voz que se propaga porque es llama.

Del fuego en la palabra epifanía,
Amas llamar las cosas sin ambages
Y al crimen llamas crimen,
Clamor a la palabra que se alza
Pues ya es clamor lo que sucede aquí
Y hemos de hacernos fuertes y más fuertes
Para cambiar nuestro destino aleve,
Que en ti está ya su voz si te levantas
Y es voz que no se apaga si está en ti.

Tú eres la voz que llama a los que duermen
Cuando el peligro acecha y no se teme,
Aquel que ha recobrado la palabra
Del fuego primigenio,
El águila de fuego
Con las alas del tiempo,
La voz que nadie apaga,
La voz que nunca calla,
La que busca el oído del sediento,
La que sueña ser vida en el desierto,
La voz que nos inflama
Porque es su propia voz la que está en ti,
Porque es su propia voz la que nos llama.





(Antonio Capilla, en EL ÁGUILA DE FUEGO CON LAS ALAS DEL TIEMPO, Huerga y Fierro Editores, Madrid, 2013)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada