Google+ Followers

sábado, 10 de mayo de 2014

PRISIONERO EN LA ALCOBA


PRISIONERO EN LA ALCOBA 


Setos de mirtos tan verdes,
Verdes mirtos que recortan
La libertad del que siente
Ser prisionero en su alcoba.

Por la ventana amanece,
El sol saluda la estancia
Y sus huesos se estremecen
En la cárcel de la cama.

Muro de mirto, amaneces
Verde como la esperanza,
Pero su vista se prende
En la red de tu enramada.

Si yo pudiera... yo mismo
Un surco en tu cresta haría
Que liberase su espíritu
En el mar que le dio vida.

¡Ay!, que sus ojos sean aves
Que sobre los mirtos vuelen
Para llegar por el aire
Donde sus pies ya no pueden.

Y el verde mirto sea azul
Y el azul sea verde mar
Y el verde mar sea la luz
Y la luz la eternidad.

Antonio Capilla, en EL ÁGUILA DE FUEGO CON LAS ALAS  DEL TIEMPO, Huerga y Fierro Editores, Madrid, 2013



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada