Google+ Followers

martes, 29 de abril de 2014

Qué felices estamos en el X ENCUENTRO DE POETAS EN RED. Gracias, amigos/as por ser como sois.

Comenta Jose Carlos Llorens: "Por cierto, la foto está tomada en el mirador de la Fundación ACA, en cuyo Salón de Actos se celebró el evento, marco incomparable gestionado por Andrea Paparella y donde Maria Antonia y Toni Caimarí (Presidente y Fundador), nos acogieron tan gratamente".

sábado, 12 de abril de 2014

LÚA Y EL TORO AZUL




LÚA Y EL TORO AZUL 


Lúa, ¿Te gusta el mar?
Fíjate, se parece a un toro azul
Con las fauces babeantes de espuma.
Lúa mueve el rabo y corre a la orilla.

Y el toro, acercándose, abre la boca
Y le saca la lengua. Si será…
No tengas miedo, Lúa.
Pero, Lúa recula temerosa.

Entonces, muy torero,
Me arrimo hasta poner
Los pies en el hocico
Del toro azul del mar.

Luego espero a que Lúa
Decida hacer lo mismo.
Y del toro la espuma
Nos salpica a los dos.

Y, ¡hay que ver la dulzura
Que nos entra en el cuerpo!
¿Ves, Lúa, como el piélago
Es bueno con nosotros?

Corre luego mi amiga
Y saltando y brincando
Acaba, zalamera,
Haciendo carantoñas a su amo.

El mar bravío mientras
Nos sigue pareciendo
 Un toro gigantesco,
El toro azul del mar.


Antonio Capilla, LÚA, Editorial Lastura, Madrid, 2013

miércoles, 9 de abril de 2014

domingo, 6 de abril de 2014

AETERNITATIS PER AETERNITATE


AETERNITATIS PER AERTERNITATE

 Cuando el pájaro azul del paraíso
Me alumbra con sus trinos,
Un canto de telúrica esperanza
Se eleva desde mi alma
Para todos los niños.


Llega entonces la damita del sueño
Con su manto de estrellas
Y sus cabellos trenzados de noche,
Y posa excelsa en el rostro del mundo
Sus labios de plata. Y sus besos son
Para todos los niños.


Mansa la lluvia cae
Y humedece la tierra
Y sacia con sus aguas
Las semillas dormidas
Que palpitan y crecen
Y eclosionan en flores
Bendiciendo a los niños.


Divina estirpe, Febo se levanta
Y manda a sus rayos tostar de rubio
Los verdes trigales, maná del cielo,
Y sus rubias espigas
Son un bello espectáculo
Porque el fruto es primero
Para todos los niños.


Prometido el maná
A los cuatro confines de la tierra,
Las henchidas cosechas
No distinguen colores
Ni en la piel ni en el alma.
¡Y la mies es tan dulce
Para todos los niños...!


Y es el pájaro azul
El que alumbra mi voz,
El que inspira mi pluma
Y despierta en mi mente
Cuando anida en tu alma...
Y es el pájaro azul
El que llora cantando:


¡Ay de aquellos que tienen
Blindado el corazón,
En su carne hielo, el hálito helado!
¡Ay de aquellos que enajenados viven
Para el ídolo fúlgido,
Despiadado becerro!


Porque no quieren ver
Que la luna y el sol
Y la lluvia y la tierra
Y sus frutos dorados
Han de ser porque son
Aeternitatis per aeternitate
Para todos los niños.



Antonio Capilla, AETERNITATIS PER AETERNITATE, revisado,  en El fuego en la palabra, Huerga y Fierro Editores, Madrid, 2012

jueves, 3 de abril de 2014

CERCA DE SIERRA MORENA


CERCA DE SIERRA MORENA  


Cerca de Sierra Morena
Mi pueblo es blanco y alegre
Como ha de ser de mi tierra
Todo pueblo que se precie.

En el centro hay una plaza.
Y, en la plaza, las farolas
Al caminante que pasa
Alumbran las noches todas.


Tiene una iglesia mi pueblo
Hecha de miel y canela
Donde una Virgen de ensueño
Asunta al cielo se eleva. 

 Y una cárcel que recuerdo
Muy cerquita de la escuela...
Escuela cárcel, ¡silencio!,
Donde los chiquillos tiemblan.

Mi pueblo se asoma a un río
Que de mi tierra es bandera
Y a otro pequeño y chiquito
Que en mi corazón alienta.

Soñados senderos verdes
Son del Vïar las riberas
Donde mi infancia se pierde
Entre los juncos y gredas.

En mi pueblo ves las casas
Enjalbegadas por fuera;
Enormes copos del alba
Donde la nieve no nieva.

Y en sus calles las señoras
De hamacas en las aceras
Huelen a jazmín y a rosas,
A azahar y a hierbabuena.

¡Ay!, nostalgia que me quema,
Que perdida ya la infancia
 Me ha embargado de mi tierra
En los albores del alba.

Oh, tierno cantar que subes
De sus tierras, de sus aguas
Y enamorado te hundes
En mi carne enamorada.

Profundo canto hechicero
De sus gentes, de sus casas,
Que se me anuda en el cuerpo
Con mi Andalucía del alma.

El canto en fin que es el mío
Y por recordar mi infancia,
En mi entraña ha renacido
Con anhelos y esperanzas.



Antonio Capilla. poema revisado de VIENTO DEL SUR, Editorial Huerga y Fierro, Madrid, 2009