Google+ Followers

martes, 26 de enero de 2016

PAJARILLOS SIN NIDO


I


Es noviembre veintiuno
otoño y de mañana.
Abrumados los tilos nos contemplan
de sus hojas bronceadas despojados
medio desnudos ya.

La hierba luminaria de la vida
permanece sepulta
por un cuajo dorado
de Tánatos homicida excrecencia
que no tiene piedad.

Y un bando de gorriones
abandonando el nido
ha volado a los claros de la guerra
abrumados por lo que está pasando
bajo lluvia de plomo pertinaz.

Minúsculo este cuadro
en el marco del mundo que vivimos
parece que nos da los buenos días
sin saber ni querer saber siquiera
que no estamos tranquilos... si no hay paz.



Antonio Capilla, en LUMINOSA CRISÁLIDA, libro inédito

No hay comentarios:

Publicar un comentario