Google+ Followers

martes, 30 de octubre de 2018

PORQUE EL SILENCIO ES UNA HIERBA MALA

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=2402701433091970&id=100000564099963&refid=17&ref=bookmarks&_ft_=mf_story_key.2402701433091970%3Atop_level_post_id.2402701433091970%3Atl_objid.2402701433091970%3Acontent_owner_id_new.100000564099963%3Athrowback_story_fbid.2402701433091970%3Aphoto_id.2402724363089677%3Astory_location.4%3Astory_attachment_style.photo%3Athid.100000564099963%3A306061129499414%3A2%3A0%3A1541055599%3A-2576868427463706771&__tn__=%2As%2As-R
Cuando sigue el genocidio, sin que la comunidad internacional lo detenga, la palabra se vuelve piedra contra el muro de la indiferencia:

PORQUE EL SILENCIO ES UNA HIERBA MALA.

Cuando el dolor es una llaga inmensa

que se extiende en la Tierra

sin que nadie lo impida,

yo tengo en mi memoria

al que ha sido olvidado

después de perder todo.

Y esta noche tan fría

soy un grillo que canta

y despierto conciencias.

Sí, que mi canto se expanda en el viento.

Si el fanático dedo

del sionismo asesino

ha pasado marcando

los hogares de Gaza

y cae fuego de acero

sin que nadie interponga

un escudo capaz

de salvar a los niños,

no, yo no puedo mirar a otro lado.

Y si llueven misiles

sin que salgan palomas

que interpongan sus alas

sobre el suelo de Gaza,

he de ser este grillo

cri, cri, cri… que ahora clama

contra un muro asesino.

Sí, que mi canto chirríe en el viento.

Que si el dolor es una zarza ardiente

que no se apaga nunca,

que la carne te enciende

y te quema los huesos,

mi palabra es el trueno

que yo pongo en tu boca

como un arma que derrota al silencio.

Sí, que tu canto chirríe en el viento.

Sonará infatigable

de este grillo el chirrido

en alarma constante,

y un clamor como broca

quebrará el muro aleve

que oprime hasta los sueños

del pueblo palestino.

Sí, que este canto chirríe en el viento.

Porque el silencio es una hierba mala

que se extiende sin tregua

sin control sin barrera,

has de ser este grillo

cri, cri, cri... que ahora canta

por un día luminoso.

No, tú no puedes quedarte en silencio.

Que el dolor que aún ahoga

al pueblo palestino

ha de ser el preludio

de una paz verdadera

en que no habrá verdugos

dibujando fronteras.

No, tú no puedes quedarte en silencio.

Porque gritan las madres

que mirando hacia el cielo

se angustian por el fuego

que se lleva a sus hijos

sin tener otra culpa

que vivir en su tierra,

sí, este canto chirría en el viento.

Y si vienen hermanos

con mujeres y niños

llamando a nuestra puerta,

me rompo la garganta

cri, cri, cri... que la Tierra

es la madre de todos.

No, yo no puedo quedarme en silencio.

Porque el silencio es un arma que mata,

compañero, te regalo este canto

que anuncia el clarecer del nuevo estado

del pueblo que se eleva

henchido de esperanza

con enérgico acento.

Sí, ¡que no quiero mirar a otro lado

ni quedarme en silencio,

que su grito es mi canto

y a mi canto me debo!

Antonio Capilla Loma, en PIEDRA DE LA HONDA, Editorial Vitruvio, Madrid, 2016

jueves, 6 de septiembre de 2018

ALARIDO

ALARIDO

Alarido y guijarro
tu canto ya no es tuyo
tu canto está en la calle
tu canto está en el cielo y en el barro.

Tu canto es la soflama
de la tierra maldita
donde muere la luz
de una mujer valiente asesinada.

Tu canto es un guijarro
lanzado por la honda
cuando la bestia esconde
la magnitud del crimen perpetrado.

Tu canto es como un grito
en los brazos del viento
para que nadie ignore
el horror que precede al alarido.

Antonio Capilla Loma, en memoria de Macarena Valdés.

domingo, 19 de agosto de 2018

LUZ DE LUNA

Ayer fue el aniversario de su muerte, ¡viva Federico!

LUZ DE LUNA

La luna lo está mirando
con sus ojos de gitana.
La luna tiene en el pecho
sangre de voces aladas.

La luna, ¡ay! Federico,
cuando el pelotón te aguarda
besa tus lívidos labios
con labios de ardiente escarcha.

Y tú en la noche más triste
luz de luna en la mirada
a la luna le decías
hasta ponerla de grana:

“¡Ay!, luna de mis desvelos,
voz de muerte en mi garganta.
¡Ay luna, luna, mi luna!
¡Ay mi luna enamorada!”

Antonio Capilla Loma, Maceda, 19 de agosto de 2018.

viernes, 17 de agosto de 2018

El 15 de agosto

Queridos míos, hoy es fiesta en España, hoy es fiesta en Cantillana, hoy es fiesta en mi pueblo. Y hoy es fiesta porque el mito forma parte de la cultura ancestral de nuestra gente. El mito que nos acompaña para bien y para mal. Porque, aunque hace tiempo que dejé de creer en todos los cuentos, sé que los mitos se asientan sobre la inocencia de las masas, pero también que son alimentados por los que de ellas se aprovechan. En cualquier caso, os digo que hoy es fiesta en mi pueblo. Así que, desde mi conocimiento de la naturaleza del mito, quiero unirme a la fiesta con este poema de "Viento del Sur" y mandar un abrazo grande a toda la gente de bien que, desde la creencia o desde el escepticismo, celebran la fiesta con sana alegría.

CERCA DE SIERRA MORENA.

Cerca de Sierra Morena
Mi pueblo es blanco y alegre
Como ha de ser de mi tierra
Todo pueblo que se precie.

En el centro hay una plaza.
Y en la plaza, las farolas
Alumbran las noches todas
Al caminante que pasa.

Tiene una iglesia mi pueblo
Hecha de miel y canela
Donde una Virgen de ensueño
Asunta al cielo se eleva.

Y una cárcel que aún recuerdo.
Camino abajo... la escuela.
Escuela cárcel, silencio,
Donde los chiquillos tiemblan.

Por mi pueblo pasa un río
Que de mi tierra es bandera
Y otro pequeño y chiquito
Que en mi corazón alienta.

Y junto al río... sus riberas.
Soñados senderos verdes
Donde mi infancia se pierde
Entre los juncos y gredas.

En mi pueblo ves las casas
Enjalbegadas por fuera;
Enormes copos del alba
Donde la nieve no nieva.

Y en sus calles las mujeres
De hamacas en las aceras
Huelen a jazmín y a rosas,
a azahar y a hierbabuena.

Recuerdos de aquel chiquillo
Que en su lejanía tan larga
A su dulce tierra han ido
Por los albores del alba.

Oh, tierno cantar que subes
De sus tierras, de sus aguas
Y enamorado te hundes
En su alma enamorada.

Profundo canto que embruja
De sus gentes, de sus casas,
Y para siempre se anuda
A mi Andalucía del alma.

El mundo en fin de aquel niño
Que, por recordar su infancia,
En su entraña ha renacido
Con anhelos y esperanzas.

Antonio Capilla Loma, en VIENTO DEL SUR, Editorial Huerga y Fierro.

martes, 14 de agosto de 2018

EL PÁLPITO DEL PENSAMIENTO INSOMNE

Esta es la fe que abrazo sin contradecir mi libre raciocinio: EL AMOR, principio y fin de todo aquello en lo que creo.

EL PÁLPITO DEL PENSAMIENTO INSOMNE

Ansiedad de las horas que parecen
ciclópeas cuando el tren sigue en marcha
hacia un destino incierto
cuyo andén reconoces
sumido en el misterio
de una ciudad sin nombre.

Mientras, ¿quién puede detener el pálpito
del pensamiento insomne?

Te gustaría poder nombrar las calles
de esa ciudad a la que el tren te arrastra.
Y sin embargo sabes
que como la ciudad
los nombres de las calles
también son innombrables.

¡Ay, si pudieras detener el pálpito
del pensamiento insomne!

¿Quién anda por las calles?
Autómatas sin rostros,
sombras que deambulan sin nombrarte
en la ciudad de la ansiedad del tiempo
de un tren que marcha hacia un destino
tan cierto como incierto…

Y tú sigues sin poder detener
el pálpito del pensamiento insomne.

Insomnio que te atrapa… Y sobreviene
la ansiedad en la noche
por un destino incierto
de una ciudad sin nombre
de calles irreales
y sombras que deambulan sin nombrarte.

Antonio Capilla Loma,  en EL ÁGUILA DE FUEGO CON LAS ALAS DEL TIEMPO, Editorial Huerga y Fierro.

viernes, 10 de agosto de 2018

INFINITUD

Un poema de EL ÁGUILA DE FUEGO CON LAS ALAS DEL TIEMPO.

A volar, a volar, a volar...

INFINITUD

Torrente de agua es
el goce que por ti en mí espejea;
delirio de pasión,
caballo desbocado en la pradera
libre de toda traba.

Sublime frenesí
que en su verdad a un tiempo luce y ciega.
El ritmo se detiene,
los dos somos en uno infinitud,
destello que aniquila.

Lo eterno es para mí
de tu seno la vida.
Renuncia de mi ser,
¡oh, éxtasis de amante!,
¡oh, goce del amor!, ¡oh, dulce entrega!

Antonio Capilla Loma,  EL ÁGUILA DE FUEGO CON LAS ALAS DEL TIEMPO, Editorial Huerga y Fierro.

martes, 24 de julio de 2018

ĹÚA

COPITO DE ALGODÓN

Quince días rebullendo en mis brazos,
desvalida criatura.
Eras, Lúa, copito de algodón
con dos luceros negros
mirándome asustados.

Mis hijos te quisieron al momento
porque así es el amor:
se quiere o no se quiere…
Y así el hombre cuando ama al desvalido
y así la loba que amamanta a un niño.

Ahora pesas cuarenta y cinco kilos
y eres fuerte, tan fuerte como un toro,
y zalamera como una chiquilla…
Te queremos ya siempre con nosotros,
Lúa, y tú nos quieres, ¿verdad que sí?

Antonio Capilla Loma,  LÚA - 2ª EDICIÓN AMPLIADA,  Editorial Lastura.


miércoles, 18 de julio de 2018

El son de las estrellas

EL SON DE LAS ESTRELLAS

Tal vez hayas soñado
Que el son de las estrellas
Te hace palpitar,
Te lleva con su ritmo,
Te hunde en sus raíces.

Y afincando el confín del universo,
Minúsculo horizonte,
Tú sientes sus latidos
Y sientes que te habla
Con son acompasado.

Tu oído se amplifica y se confunde,
Escucha el canto atento,
Escucha su canción
Sincera, desgarrada...

Y el canto va tejiendo corazones
Queriéndose hacer carne
Por abrazar tu cuerpo,
Tu cuerpo más humano.

Palpitando de amor este planeta,
Los muros se harán pan,
El huracán la brisa,
La humanidad tu canto.

Hombre y mujer en igualdad comparten
Aquello que es de todos:
El aire, el sol, la tierra,
Sus frutos tan preciados.

Y el canto, quebrantando las fronteras,
Nos une a un mismo son,
Nos crece y nos sustenta
Como la savia al árbol.

Quizás el hálito de las estrellas
Eleve pronto o tarde
La estatura del ser
A la altitud del cielo.

Y el pálpito del cosmos será al fin
El hálito divino
Del universo pleno
Afincando en nosotros.

Antonio Capilla Loma, en EL ÁGUILA DE FUEGO CON LAS ALAS DEL TIEMPO, Editorial Huerga y Fierro, Madrid

miércoles, 11 de julio de 2018

EL ÁGUILA DE FUEGO

I. EL ÁGUILA DE FUEGO

Tú eres quizás el águila de fuego
con las alas del tiempo,
aquella que da vuelo a la palabra,
la voz que nunca calla,
la que pulsa el latido del intrépido,
la que siente el latir del sentimiento,
la voz que nadie apaga cuando es llama
porque es su propia voz la que lo llama.
Tú sientes en tu voz la voz del ser
que es fuego en la palabra,
el fuego prometeico que han sabido
hurtárselo a los dioses los poetas
para entregarlo al Hombre.
Tú has reavivado el fuego en la palabra
porque es la voz del Hombre la que vuela
y es voz que nadie apaga porque entrega
el hálito de fuego
que se nos ha negado.
Tú amas llamar las cosas por su nombre:
labrador al que siembra con sus manos,
al que siente el arado,
al que anhela cosechas que lo colmen,
al que el agua hace rico o hace pobre...
la voz que no se apaga cuando quema
porque es la propia voz que nos abrasa.
Tú sientes en tu voz al hombre aquel
que supo amar hasta morir de amor,
palabra que es pasión,
palabra que en tu voz busca crecer
como incendio en la noche... Ya lo ves
que es con su propia voz con la que te alzas
y es voz que se propaga porque es llama.
Del fuego en la palabra epifanía,
amas llamar las cosas sin ambages
y al crimen llamas crimen,
clamor a la palabra que se alza
pues ya es clamor lo que sucede aquí
y hemos de hacernos fuertes y más fuertes
para cambiar nuestro destino aleve,
que en ti está ya su voz si te levantas
y es voz que no se apaga si está en ti.
Tú eres la voz que llama a los que duermen
cuando el peligro acecha y no se teme,
aquel que ha recobrado la palabra
del fuego primigenio,
el águila de fuego
con las alas del tiempo,
la voz que nadie apaga,
la voz que nunca calla,
la que busca el oído del sediento,
la que sueña ser vida en el desierto,
la voz que nos inflama
porque es su propia voz la que está en ti,
porque es su propia voz la que nos llama.

Antonio Capilla Loma, en EL ÁGUILA DE FUEGO CON LAS ALAS DEL TIEMPO, Editorial Huerga y Fierro.

martes, 12 de junio de 2018

LA SOMBRA DE CAÍN

Estoy seguro de que la mayor parte de la ciudadanía italiana, en estos momentos, se avergüenza de su gobierno por su negativa a prestar socorro a quienes, huyendo del horror, esperan ser acogidos como seres humanos por sus semejantes y que, sin embargo, son rechazados como si fueran perros rabiosos.

Por idénticas razones también estoy seguro de que la mayor parte de la ciudadanía española, en estos momentos, se siente orgullosa de sus autoridades gubernamentales.

Y, en estos precisos momentos, estoy convencido de que la mayor parte de la ciudadanía europea se mira en el espejo de España por imperativo ético. Así, pues,  hoy me siento orgulloso de ser español porque soy humano, tan solamente humano.

LA SOMBRA DE CAÍN

Puedes tú indiferente
vivir en la caverna
y sumido en las sombras
creer en las quimeras.

Puedes tú no mirar
en campos de miseria
los ojos que el espanto
a la esperanza ciega.

Tú puedes soterrar
salpicado de arena
el cadáver de un ángel
que ensombrece la tierra.

Y si quieres tú puedes
levantar mil barreras
aislarte siempre más
esquivar la marea.

Con la gente que acude
y llama a nuestras puertas
a canto y cal cerradas
tú puedes ser de piedra.

Mudo y sordo apartar
tormentas y galernas
la arena del desierto
el mar de la tragedia.

Porque tú solo puedes
si así tú lo deseas
ser sombra de Caín
y de su crimen huella.

Pero Abel en los guetos
golpea tu conciencia
que no puede ocultar
la sangre de la afrenta.

No hay mar que trague el crimen
ni el clamor que se eleva
por más que pongas muros
y en tus oídos cera.

Sin embargo tú puedes
si así tú lo deseas
levantarte del barro
salir de la caverna…

Y afrontando la vida
ser luz en las tinieblas
de esta noche tan larga
de enorme indiferencia.

Antonio Capilla Loma, en PIEDRA DE LA HONDA.

lunes, 4 de junio de 2018

Nos ha dejado Elvira Daudet que ha sido, y seguirá siendo en mi recuerdo, la gran dama sencilla y generosa  del periodismo y la poesía que me honró con su amistad.

Porque no se prodigan las celebridades que sobresalen por su sencillez y generosidad, con inmensa gratitud y cariño quiero rememorar el día en que, estando muy delicada de salud, tuvo a bien desplazarse ella sola en tren desde su casa en Madrid hasta la Biblioteca Rosalía de Castro de Pozuelo de Alarcón y acompañarme en la presentación de LÚA. Si antes ya la tenía humanamente en gran aprecio, ese día creció mi cariño hacia su persona.

Y porque es cierto que Elvira sabía acoger en su casa a las personas a las que distinguía con su amistad, tuve también la suerte y el honor de visitarla con Raquel y su madre en varias ocasiones en las que gozamos de su grata conversación y en las que nos hemos leído poemas mutuamente.

Pero, no, Elvira no se ha ido porque nos queda su recuerdo pletórico de humanidad y su obra poética escrita en el papel y en nuestros corazones. Así que nuestro adiós quiere ser un

“hasta siempre, amiga”.

Descansa en paz.


Un poema de Elvira:

Me estoy quedando a solas con la muerte,

que recorre la casa mientras finjo que duermo.

A veces me contempla dulcemente,

como una madre al borde de mi cama,

y para no arrojarme de bruces en sus brazos

invento que alguien me necesita urgentemente.

Unas veces soy pan para el hambriento;

otras, sonrisa y algodón

para limpiar el pus de las heridas,

o simplemente un cuento

para dormir a un niño de la calle.

Y después soy un sueño, el vino y la guitarra,

para espantar el miedo del parado;

soy los ojos, la luz para los ciegos,

la esperanza para el desesperado,

una estrella en la noche más oscura

o nieve pura en medio del desierto.

Así engaño a la muerte y sigo viva.

(Del libro "Terrenal y marina")

domingo, 20 de mayo de 2018

LÚA

El pasado jueves, día 16, invitado por Rosa Rodríguez Núñez, Raquel y yo estuvimos en el CEIP Miguel Delibes de Alcorcón comentando y leyendo poemas de LÚA a los niños y niñas de tercero de primaria. Debo decir que no sólo mostraron su interés y receptividad sino que también participaron alegre y activamente en la lectura de los poemas, por lo que también nosotros pasamos un rato muy agradable.

Así que desde aquí quiero expresar mi reconocimiento y afecto a Rosa, al equipo directivo del centro, que me recibió con exquisita amabilidad, a las maestras que tuve ocasión de saludar; y, naturalmente, todo mi cariño y simpatía para los niños y niñas que gozaron de las peripecias de esta perrita llamada LÚA.

A continuación, comparto con todos vosotros, amigos y amigas, un poema del libro. Abrazos fraternos.

 JACK SPARROW PARECE

¡Lúa, cuántos colores en el campo
chispean por doquier
cuántos colores, Lúa!,
el lila de los cardos
el albo y gualdo de las margaritas
el rojo sangre de las amapolas
el verde variopinto de la yerba
salpicado de tímidas violetas...

Por el fondo del valle
arropado entre juncos
como sutil serpiente marcha un río.
Y a la orilla del río en sus roquedos
un sinfín de reptiles
por doquier zigzaguean
dando gracias al sol.

Un son de mariposas
que entre arbustos pululan
pone fin a este cuadro que estoy viendo.
Aunque fin no lo tiene
porque entre ellas hay una
que traviesa se posa
de Lúa en el hocico.

Y ¡hete aquí! que un respingo
y una danza ritual
comienza entre las dos.
¿Podéis imaginar la mariposa?
Jack Sparrow parece
porque siempre se escapa
de las zarpas traviesas,
aunque Lúa prosigue
en su empeño y no ceja.

Yo lo observo y me digo:
“¡Qué bonita eres, Lúa,
La inocencia más pura
en Natura se encuentra!”
Y en el cielo más alto,
que en su magnificencia
se refleja en el río,
el astro Sol nos mira indiferente...
y sigue su camino.

Antonio Capilla Loma, LÚA, 2ª edición ampliada, Editorial Lastura, Madrid 2016

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=974704232703895&id=529607580546898

lunes, 23 de abril de 2018

EN PRO DE LA IGUALDAD

Nos dice Galeano que la utopía es como la línea del horizonte: damos tres pasos adelante con el noble afán de alcanzarla y ella avanza tres pasos también; cuanto más empeño ponemos en llegar a ella, más parece alejarse de nosotros. Entonces, para qué sirve la utopía, le preguntan a Galeano. Y éste reaponde: Para seguir avanzando.

Sí, amigos y amigas, siempre avanzando hacia el ideal soñado es la mejor manera de sentirnos vivos y partícipes de nuestra naturaleza humana en el plano más elevado de ella.

Así, pues, le canto a la utopía en este poema que nació antes de que nos involucraran nada más y nada menos que en la guerra de Irak, a pesar de nuestro rechazo expresado en multitudinarias manifestaciones. Y ya sabemos que de una tropelía nacen otras.

EN PRO DE LA IGUALDAD

En pro de la igualdad

tu mano con la mía

en la mirada el cielo

en el pecho una herida.

Vente conmigo, hermano,

la senda tiene espinas

quitemos los abrojos

lleguemos a la cita.

En pro de la igualdad

la flor es más bonita

el hombre se hace hombre

el viento se hace brisa.

Se rompen las cadenas

la patria se hace chica

no hay rueda que más ruede

como la Historia misma.

¡Y al alimón

para el que tenga pena

que no la tengo yo!

En pro de la igualdad

la lucha es alegría

el mar es una balsa

el tiempo es una chispa.

Hermano, si me buscas

comienza tu partida

no vivas en la noche

se ve mejor de día.

En pro de la igualdad

la Tierra es una mina

para el trabajador,

tu y yo en la misma orilla...

Y el corazón al viento

que allá en la lejanía

lozana está esperando

del hombre la utopía.

¡Y al alimón

para el que aquí se quede

que no me quedo yo!

Toma una caracola

con las brisas marinas

con el sol del verano

y el agua cristalina.

Dame a cambio los frutos

de la huerta que habitas

la escarcha que la viste

y el cielo en las pupilas.

La inocencia en tu carne

el  mundo en mi retina

codo a codo en un plano

que la flor se marchita.

Y ahora ven, compañero,

a ser libre, camina

con un canto en los labios:

Igualdad tuya y mía.

¡Y al alimón

para el que tenga pena

que no la tengo yo!

Antonio Capilla, en Y EL CORAZÓN AL VIENTO, Pozuelo de Alarcón, 1991

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=2127053947323388&id=100000564099963

viernes, 20 de abril de 2018

Ya han pasado cinco años de este reportaje que en su día no pude ver y que he encontrado ahora por casualidad. Hay un momento en que el periodista me llama Antonio "Cabello", pero no es ningún seudónimo que yo utilice, se trata simplemente de una confusión.

PARA VERLO PUEDES PINCHAR EN EL ENLACE QUE HAY AL FINAL:

http://www.canalnorte.org/videos/2488/antonio-capilla-presento-su-nuevo-poemario-en-el-centro-actua-de-sanse

Antonio Capilla presentó su nuevo poemario en el Centro Actúa de Sanse
1411 reproducciones

José A. MARTÍNEZ / San Sebastián de los Reyes, Madrid / 2.12.13

http://www.canalnorte.org/iphone/video.php?video2=131202_antoniocapilla.mp4

http://www.canalnorte.org/videos/2488/antonio-capilla-presento-su-nuevo-poemario-en-el-centro-actua-de-sanse

viernes, 23 de marzo de 2018

“Piedra de la honda”. El poeta ante la palabra. RESEÑA CRÍTICA DE ALENA COLLAR



Amigas y amigos, mi último libro, PIEDRA DE LA HONDA, ha merecido la crítica que podéis leer en LA BITÁCORA DE ALENA COLLAR

https://alenacollar.wordpress.com/…/antonio-capilla-loma-p…/

Todos sabemos del rigor en el análisis literario y de la independencia insobornable de esta escritora por lo que me congratulo de que le haya dedicado parte de su tiempo y le doy las gracias por ello.


https://alenacollar.wordpress.com/2018/03/22/antonio-capilla-loma-piedra-de-la-honda-el-poeta-ante-la-palabra/


Antonio Capilla Loma en Piedra de la hondaediciones Vitruvio, 2016, nos presenta un poemario de 47 poemas, si no he contado mal, que tiene, a mi modo de ver, ritmo, armonía, musicalidad y sentimiento lírico en el contenido. Y por eso es un poemario. Porque trasciende de lo coyuntural expresivo –aunque algunos poemas sean coyunturales pero no el conjunto- y porque se adecua a las normas de la Poesía; esas que habitualmente se desconocen por quienes se llaman a sí mismos “poetas”.El poemario, marca una pauta genérica de ritmo heptasílabo y endecasílabo y hexasílabo –los menos-. Alterna el ritmo interno sin rima y la asonancia. Juega con  recursos expresivos propios de la poesía, la alusión, la metáfora, la metonimia, la aliteración, y la anáfora, demostrando un uso del lenguaje admirable. Y con ello su lenguaje es directo, sencillo, claro, y absolutamente llano.Los temas del poemario podrían situarse en tres focos a mi modo de ver: el primero la situación del poeta ante su mundo interior, en los que desarrolla un lirismo más elegiaco-, por ejemplo en por no abrazarnos, o en dejad vivir en paz a las palomas, en los que predomina la sensación de serenidad, de calma, de deseo de sencillez. El segundo la situación del poeta ante los demás; poemas en los que asistimos a un enfrentamiento silencioso de incomprensión o de alienación delante de seres ajenos o indiferentes al dolor- por ejemplo en El canto del gallo-, y en tercer lugar poemas que podríamos llamar de enfrentamiento o combate, en los que el autor muestra su propio desamparo y alza su voz casi en tono de elegía poniéndose al lado de los humillados y ofendidos: por ejemplo los poemas sobre Gaza, los poemas sobre la situación de marginación de las mujeres, los poemas sobre refugiados… de estos a destacar Lanzado por la honda de David, y La voz y la palabra.Quizá en algunos poemas- los menos- hay una cierta condescendencia del poeta hacia la facilidad expresiva, que recuerda a veces a la canción popular; subjetivamente a mí estos me han llegado menos, y a la vez no desdicen del conjunto.Y el conjunto es un excelente 

Poemario que yo recomiendo.






sábado, 24 de febrero de 2018

El próximo martes, 27 de febrero a las 19 horas, os esperamos en el Auditorio de Casa Árabe de Madrid.
Presentaremos la antología de poesía actual: SALAM, editoriales Juglar y Lastura.
En el acto, leerán poetas antologados que serán llamados en este orden:
Antonio Capilla Loma
Verónica Aranda
Maisoun Shukair
Muhsin Al-Ramli
Marisol Huerta Niembro
Estrella Cuadrado Morgado
Ángeles Fernangómez
Silvia Cuevas-Morales
Abdul Haddi Sadoum
Chelo de la Torre
Isabel Miguel
Bahira Abdulatif
Ángel Angel Guinda
Ana Montojo
y
Mahmud Sobh

http://www.casaarabe.es/eventos-arabes/show/salam-antologia-de-poesia-hispanoarabe-actual

domingo, 18 de febrero de 2018

REGRESA LA PALABRA

Por un tiempo rehén

en las arcas sagradas

de hechiceros y druidas

regresa la palabra.


Ave libre en el viento

desnudamente clara

se abre paso en picado

al centro de la diana.


De la razón sustento

del sentir emisaria

en la voz del poeta

regresa la palabra.


No se oculta detrás

de armaduras ni máscaras,

descarnada regresa

henchida de esperanza.


Ni importan los guijarros

ni tampoco las zarzas

siempre habrá buena tierra

que sepa cobijarla.


En PIEDRA DE LA HONDA,  Editorial Vitruvio,  Madrid 2016

martes, 6 de febrero de 2018

HAY QUE SOÑAR LA VIDA

Este temporal de nieve retrotrae a un niño sevillano a su infancia cuando llega emigrado a Madrid.
En diciembre del 62, aún no conocía la nieve porque en su pueblo natal nieva cada 50 años, así que para él fue un espectáculo y una auténtica delicia la gran nevada que intermitentemente durante tres días cayó en la capital del "impero" en donde a pesar de los pesares se pone el sol cada día.
Así, pues, comparto con vosotros, amigos y amigas, un poema de EL FUEGO EN LA PALABRA en que la nieve, como en estos días, es motivo del canto:

HAY QUE SOÑAR LA VIDA...

PARA VIVIR EL SUEÑO.

Me lo has contado en noches

de vino y gloria, viejo.

Y siempre he percibido en tu recuerdo

la nostalgia de lo ido sin retorno,

el alegre dolor

cuando te echas un trago,

esa sangre de historia

bebida de tus labios.

A pesar de esta nieve

que ya puebla mi barba,

musitabas sin prisa

enlazando en la mía tu mirada,

conservo en el cuaderno

de mi existencia larga

la imperturbable imagen

de aquel niño emigrado

y venido del sur.

Yo tengo entre mis notas

la imagen de la casa

de mi primera infancia

ubicada en mi pueblo

que es un pueblo andaluz.

Epifanía en las páginas

de una infancia truncada...

Después viene la noche

pintada por mi madre,

noche cruda de enero

y sin embargo amable

noche de fantasía.

Porque yo vine al mundo

cuando el aire enfriaba

de mi casa los muros.

Y tocando los nimbos

con sus manos de brujo

convirtió sus gotitas

en los copos más puros

de la nieve más fina.

Y esa noche embrujada,

Cantillana querida,

el invierno extendió

en tus plazas y calles

y en tus montes y campos

tanta nieve del cielo

como nunca pensaste.

Y tus gentes gozaron

con la nieve de ensueño

de un invierno de encanto,

de un invierno de cuento,

Hoy, que es noche de enero,

me parece estar viendo

de madera la cuna

tiritando de frío.

Y en aquel dormitorio

pesadillas nocturnas

con fantasmas y monstruos.

en el sueño de un niño.

Y una madre de azúcar

musitando palabras

y oraciones balsámicas

al chiquillo en la cuna.

Luego en mi juventud,

como antaño los druidas

con sus manos divinas

y sus ojos de luz,

he sabido alcanzar

el poder colosal

de conformar mis sueños...

Y en mis luchas y afanes

contra los hechiceros

he sabido ahuyentar

esos sueños maléficos

que mis noches poblaron.

Así que, amigo, ya nadie podrá

arrebatarme este ungüento feliz

que me alivia la herida

de la humana existencia.

Yo te vi tan contento

con tu mágico hallazgo

que grabé en mi memoria

las palabras salvíficas

que me llegan de nuevo

y que pongo en tus labios:

“Hay que vivir el sueño

para soñar la vida

y la vida soñar

para vivir el sueño.”

Luego al fin proseguías,

tu mirada en la mía:

¡Cuántas bellas imágenes

ilustran mi cuaderno!...

Al llegar a Madrid aún recuerdo

su grandioso paisaje

de ladrillo y asfalto,

esa faja de nieve

que mi mente dibuja

con un blanco de luna

en armiños de ensueño,

aquel niño aterido

con abrigo de enero

y zapatos de frío...

Imaginaos en fin

el suelo de Madrid

cubierto de esa nieve

que yo no conocía

como harina muy fina

de trigo candeal

y la ciudad la artesa

para amasar el pan

bregado de la vida...

Porque esto fue quizás

metáfora y presagio

de lo que fue mi hallazgo

de lo que fue mi encuentro:

el sueño de un pan mágico

que yo creí soñar,

el pan de un sueño extraño

que se hizo realidad.

Porque yo sigo el rumbo

al menos de una idea

de la que tú también

puedes estar seguro,

puedes estar contento:

“Hay que vivir el sueño

para soñar la vida.

Y la vida soñar...

para vivir el sueño.”

Antonio Capilla Loma, en EL FUEGO EN LA PALABRA, Editorial Huerga y Fierro, Madrid, 2012.

miércoles, 31 de enero de 2018

A MI PADRE

Caballero por tu porte y nobleza,
paladín de justicia e igualdad,
combatiente infatigable en la guerra,
decidido soldado de la paz.

A la muerte mostraste el pecho abierto,
con valor empuñaste tu fusil,
por amor a los tuyos y a tu pueblo
sin dudar fuiste al frente a combatir.

Alentaba tu arrojo al compañero,
sin desmayo peleabas por un fin:
conseguir con los hombres que lo fueron
las cadenas de la vida destruir.

Quien te vio, miliciano del amor,
y midió junto al tuyo su fusil
contempló con orgullo a un español
que se dio como tal al combatir.

Sufrió España un puñal y mil heridas
y acabó la contienda amargamente,
mas la fuerza de tu lucha no declina
que tu afán en el nuestro se mantiene.

domingo, 24 de diciembre de 2017

FELIZ NAVIDAD

FELIZ NAVIDAD



Calles iluminadas


con bombillas de led


que deslumbran los ojos


y nublan la visión. 



Alegría sincera


o impostada también


que un niño nace rico en nuestro mundo


porque otro nace pobre en un rincón.



Es su nombre Enmanuel


es su nombre Jesús,


mas hoy quizás podría llamarse


Ibrahim o Yaser...



¡Alegría, alegría!


porque buena es la noche


en que el Niño nos nace


entre tanta miseria


entre tanta aflicción.




Noche Buena esta noche. Y mañana...


Mañana seguirá el canto rodando


de lugar en lugar.


Y en sus tumbos y tumbos


quién sabe dónde y cuándo parará.





Antonio Capilla Loma, Noche 

Buena de 2017

sábado, 23 de diciembre de 2017

Fragmento de un poema de PIEDRA DE LA HONDA

Amigos y amigas, con un fragmento de un poema de PIEDRA DE LA HONDA os deseo que paséis unas fiestas muy felices y que en el 2018 gocemos de un mayor grado de justicia en un mundo más habitable y pacífico:

Llega la Navidad a nuestra casa
y a nuestra puerta lleganñ
pajarillos sin nido
que no encuentran consuelo.

Ojalá que el Nacido se nos quede
en la cuna del alma,
y el mundo que en su espíritu se mece
procure bien de amor a la esperanza.

Antonio Capilla, fragmento de un poema, en PIEDRA DE LA HONDA, Editorial Vitruvio.


sábado, 9 de diciembre de 2017

LÚA


Se acercan las fiestas navideñas, y qué mejor regalo para peques y mayores que un libro que deleite.

LÚA con ilustraciones a todo color quiere ser ese libro. Porque nuestra simpática y traviesa LÚA desea tener un sitio en vuestro hogar.

Podéis encontrarla en LA CASA DEL LIBRO; pero también la editorial, si se lo encargáis, puede enviarla a vuestra casa.

En cualquier caso, LÚA y YO os deseamos FELICES FIESTAS Y QUE EL NUEVO AÑO OS COLME DE VENTURAS.

XV. JACK SPARROW PARECE

¡Lúa, cuántos colores en el campo
chispean por doquier
cuántos colores, Lúa!,
el lila de los cardos
el albo y gualdo de las margaritas
el rojo sangre de las amapolas
el verde variopinto de la yerba
salpicado de tímidas violetas...

Por el fondo del valle
arropado entre juncos
como sutil serpiente marcha un río.
Y a la orilla del río en sus roquedos
un sinfín de reptiles
por doquier zigzaguean
dando gracias al sol.

Un son de mariposas
que entre arbustos pululan
pone fin a este cuadro que estoy viendo.
Aunque fin no lo tiene
porque entre ellas hay una
que traviesa se posa
de Lúa en el hocico.

Y ¡hete aquí! que un respingo
y una danza ritual
comienza entre las dos.
¿Podéis imaginar la mariposa?
Jack Sparrow parece
porque siempre se escapa
de las zarpas traviesas,
aunque Lúa prosigue
en su empeño y no ceja.

Yo lo observo y me digo:
“¡Qué bonita eres, Lúa,
La inocencia más pura
en Natura se encuentra!”
Y en el cielo más alto,
que en su magnificencia
se refleja en el río,
el astro Sol nos mira indiferente...
y sigue su camino.

LÚA, EDITORIAL LASTURA

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=1970223729673078&id=100000564099963

miércoles, 29 de noviembre de 2017

NÁUSEA

De Wall Street nos ha llegado el vaho
de un titán egoísta, oscura ráfaga,
efluvio de pantano... Y es la náusea
efecto de este aliento putrefacto.

Subiendo del abdomen a la boca,
sabor amargo por amargas mieles,
el fruto del mareo. Y una especie
de acíbar infinito que se agolpa.

No sabes cuánto más de este mareo.
Cómo acaba, eso sí te queda claro.
Más soportas la angustia del momento

sufriendo estoicamente este mal trago
por llenar Wall Street desde el subsuelo
de un vómito creciente y solidario.

Antonio Capilla Loma, 28-11-2017

martes, 28 de noviembre de 2017

LÁGRIMAS DE UN ÁNGEL ROTO

Un poema de mi último libro PIEDRA DE LA HONDA editado por VITRUVIO:

LÁGRIMAS DE UN ÁNGEL ROTO

Lágrimas de un ángel roto
desierto en el desamparo
la niña perlas amargas.

Oculto a la luz del mundo
en la alfombra del dolor
llanto de un ángel sin alas.

Flor de gozo en carne virgen
desnudo abdomen puñal
morena espiga sin mácula.

E impermeable a la angustia
e insensible a los lamentos
filo de acero en las zarpas.

Gime el nardo por su flor
alondra herida, mujer,
moreno temblor de escarcha.

Y es el rubí del martirio
clavo en el lirio del pubis
tu feminidad mancada.

sábado, 18 de noviembre de 2017

YO SOY DUEÑO DEL SILENCIO

Hoy se cumplen tres años de este "post" publicado en LA VOZ QUE NADIE APAGA. El poema se escribió hace ya alrededor de 34 años y forma parte del primero de mis libros, Y EL CORAZÓN AL VIENTO, editado  en  1991:
 
Hoy, leyendo el poemario que me ha enviado un poeta, amigo mío, han martilleado en mi memoria algunos poemas publicados por mí hace ya más de veintiún años. El protagonista es THANATOS que, naturalmente, es el símbolo de una amarga realidad que el vate quiere combatir con su palabra. Este es el primero de ellos:

YO SOY DUEÑO DEL SILENCIO

Levantose un día Thanatos y así habló:

Soy la paz.
Yo soy dueño del silencio
y en la noche sin estrellas
soy la arena infecunda del desierto.
Soy la alondra que impasible en la vitrina
por la mano del hombre disecada
os contempla
y soy flor que arrancada de la rama
se marchita.
Soy el Todo y soy la Nada
y soy Dios.
Pues en todo permanezco,
yo soy Dios.

Y hubo muchos que dijeron conTahanatos:

Él es Dios, él es Dios.

Fulgió entonces el sol afilado del acero
y la sangre subió como una llama volcánica
ante la gélida indiferencia de Ceres.

Y cubriose la Tierra de cadáveres
y las bestias se espantaron
ante la crueldad de esos hombres.

Y habitaron las mansiones del placer
y rociaron sus cuerpos
con esencias de violetas y de nardos.

Y llenaron sus abdómenes
de licores y majares refinados.

Y erigieron grandes templos
con misílicos pilares levantados.

Y afirmaron con cinismo:

Somos nobles
pues servimos a Thanatos.

Creció y creció
el clamor quejumbroso de la plebe.
Y asesinaron, torturaron...

Y otra vez inquilinos del placer
y del lujo a los balcones asomados
contemplaron la gran marea de sangre
que subía del asfalto.

Oh, Thanatos,
¿qué nos queda por hacer?
- preguntaron -

Quiero el templo de la Tierra,
de la Tierra quiero el templo consagrado.

Rociaron entonces sus cabezas
con el polvo de cuerpos calcinados,
y entre gritos esperpénticos
y entre danzas de abyectos desalmados
arrojaron de los templos...
SUS MISÍLICOS REGALOS

Antonio Capilla, Y EL CORAZÓN AL VIENTO, Madrid, 1991

viernes, 6 de octubre de 2017

TU PATRIA

Envolverse en una u otra bandera y dejar el país hecho unos zorros es la especialidad de ciertos políticos irresponsables. Evidentemente, aunque nos sitúan en el esperpento, entendemos que han hecho de ello su oficio en la más absoluta sinvergonzonería. "¡O tempora, o mores!"

Así que hoy estimo oportuno compartir con vosotros, amigos y amigas, este poema:

Tu patria es más que una estampa
de desfiles militares
de galas en las ventanas
de banderas y estandartes.
Tu patria no necesita
palabras grandilocuentes
que al terminar de ser dichas
vuelan y desaparecen.
Es la mano del amigo
que te sujeta y te aúpa
si pierdes el equilibrio
porque hay otros que te empujan.
Tu patria es yema en el árbol
de tu mente y de tu cuerpo
es tu hogar y tu trabajo
tus afanes tus anhelos...
Tu patria es la compañera
con quien compartes la vida
en ella refugio encuentras
consuelo ante las desdichas.
Hijos, la patria es la sangre
que a vuestro cuerpo alimenta.
Ojalá que cuando marche
algo mío quede en ella.
Que mis palabras os dejen
lo que siento y lo que imploro:
compasión por los más débiles
si son del poder despojos.
Y no quiero las fronteras
que nos separan. Sabed,
mi patria es toda la tierra
y en ello pongo mi fe.
Que la tierra está en mi sangre
y en mi sangre está la vuestra
la de mi padre y mi madre
y la humanidad en ella.

Antonio Capilla, poema publicado en EL ÁGUILA DE FUEGO CON LAS ALAS DEL TIEMPO, Huerga y Fierro Editores, Madrid, 2013

lunes, 2 de octubre de 2017

DEDICATORIA

Cuando mi querido país está al borde del precipicio, hago votos 

porque finalmente prevalezca 

la cordura.


DEDICATORIA

Que el mirífico viento del sur, amigos míos,

oriente la mirada hacia dentro de uno mismo;

que agite los océanos de las emociones

e incendie las olas de la sensibilidad;

que borre las frágiles líneas que nos separan

y extienda las alas blancas de la fantasía.


Compañeros, que el muy cálido viento del sur

renueve las aguas muertas de los sentimientos;

derribe los muros de la insolidaridad,

arrase los guetos de la ignorancia culpable,

separe las aguas sombrías que nos aíslan,

conserve el fuego vivo de la ardiente Utopía.


Que el tórrido viento del sur, es mi deseo,

derrita el hielo sórdido de la indiferencia;

expanda dulce fragancia de compasión

y avive el fuego viejo de viejos corazones;

que sople el rescoldo del amor que languidece

e insufle en nuestras almas una esperanza nueva.


Antonio Capilla Loma, EL FUEGO EN LA PALABRA, Editorial Huerga y Fierro, Madrid, 2012

lunes, 14 de agosto de 2017

DEDICADO A RAQUEL

No sabes fingir, y sientes
tu verdad como la dices.
Tan sincera y transparente,
mi Raquel.

Y eres agua de la fuente
y eres néctar de la flor.
Siempre siento lo que sientes,
mi Raquel.

Y por eso todo el mundo
te valora tal cual eres:
tan noble como valiente.
Sí,  Raquel

Misteriosa y sugerente,
exquisita y primorosa,
Ingenua e inteligente
es Raquel.

De entrega firme y serena,
de amor ferviente y sincero,
de palabra tan amena
es Raquel.

Sencilla e inteligente
de la cabeza a los pies
Te quiero tal como eres.
Sí, Raquel.

(En VIENTO DEL SUR, Huerga y Fierro Editores, Madrid, 2009)

jueves, 22 de junio de 2017

EL SUEÑO DE SU VIDA

EL SUEÑO DE SU VIDA
(cuento para los niños y niñas del CEIP JOSÉ JALÓN de Navalcarnero).

Hoy que es un día de ensueño
os voy a contar un cuento.

Érase porque se era
que se era un niño bueno.
La familia de este niño
tuvo que dejar su pueblo
al igual que otras familias
en pos de mejores tiempos.

Y el niño llegó a Madrid
donde estudió en un colegio
tan precioso como éste
en que medran vuestros sueños.
Sabed que el chico sabía
que estudiar es estupendo
aunque estudiar sea costoso
y aunque estudiar cueste esfuerzo.

¡Qué satisfechos estaban
qué orgullosos qué contentos
los padres de este chiquillo!
“Será un hombre de provecho
(pensaban sus padres). Sí,
y hará realidad sus sueños
porque sabe lo que quiere”.

Pero, mirad, el sendero
nunca está exento de escollos
y corrían amargos tiempos.
Cumplió el chico quince años
y comprendió que era bueno
ayudar a la familia
arrimando algún dinero.
Así que buscó trabajo
y logró encontrar empleo.

Pero, en fin, ¿y, los estudios?,
¿renunciará a ser maestro?
Envidia sana sentía
al ver que sus compañeros
seguían todos estudiando
para realizar sus sueños.
Mientras, él, a su trabajo,
de nada sirven lamentos.

Mas, ¿qué pensáis que hizo entonces?
Con tesón y con esfuerzo
siguió estudiando de noche
porque a voluntad de acero
no hay nada que se le oponga
ni en la tierra ni en el cielo.
Y llegó a ser profesor
que era el sueño de su vida
que era el sueño que soñó.

Después porque así lo quiso
se hizo también escritor.
Y, a mí me da que vosotros
aunque el niño ya es mayor
conocéis de quién se trata.
Decidme, ¿es verdad o no?

Pues, colorín colorada
que este cuento no se acaba.

Antonio Capilla Loma, Pozuelo de Alarcón, 22 de mayo de 2017

jueves, 15 de junio de 2017

UN POETA NO ES UN PARIA



Resultado de imagen de MIGUEL DE CERVANTES



UN POETA NO ES UN PARIA.



Permitidme unas preguntas,
amigas y amigos míos,
¿no es acaso la cultura
en nuestra España querida
cenicienta inveterada?
Y, ¿hay cosa más sin sentido 
por amor a la poesía
que ser poeta en España?


Me diréis por qué lo digo,
que escribir es encomiable. 
Pues, sabeđ, yo no hablo en balde:
no son muchos los poetas
que superan la proeza
de conseguir publicar 
sin que sufran sus bolsillos,
y lo digo y es verdad.


Que hayan de pagar por ello
yo pienso que no es bonito,
y no he de ser Valle Inclán
para que pueda cantar
el esperpento que sigue
“in aeternum sine die”
campando en el nuevo siglo
por nuestra España ancestral.


Pero, en fin, ¡ajo y resina!,
corazón hago de tripas 
porque soy un caballero
andante como Quijano, 
aunque no tenga una lanza
ni bendito rocín flaco 
ni tampoco adarga antigua
ni galgo que a mí me siga.


¡Vaya!, que soy un señor 
con sangre de caballero,
sin título ni mansión 
y sin ganas de tenerlos
que hace corazón de tripas 
y ando a torso descubierto 
dispuesto a sufrir la tira
por servir a la poesía.


Y aquí me tenéis dispuesto 
para proclamar mis versos
después de haber defendido 
y de haber dejado dicho 
que un poeta no es un paria
pero sí la cenicienta
en esta querida aldea
que es nuestra querida España.


Lo digo, sí, y lo tripito
sin reparos ni remilgos
porque ya estoy hasta el pito
de no gritar lo que pienso
y acaso piensas conmigo,
que un poeta no es un paria,
que un poeta no es un paria,
que un poeta no es un paria.


Antonio Capilla Loma, Pozuelo de Alarcón, 15-6-2017

jueves, 11 de mayo de 2017

Y TAL VEZ QUIZÁS...





Y TAL VEZ, QUIZÁS...



Y sigo la marcha

y miro la senda

y el sol que declina

ya su cabellera

cubriendo de rojo

la encrespada cresta

que de blanco armiño

lucía la sierra.



Ni sé mi destino

ni sé cuándo llega,

por eso el instante

que por mí no espera

procuro llenar

de cuanta belleza

y de cuanto amor

encuentro en la Tierra.




Y tal vez, quizás…

quizás sean mis huellas

las que un día, tal vez,

queden en la senda

cuando llegue al fin

exhausto y sin fuerzas

al fin del camino

en que está la meta.




Mas no tengo prisa

por gozar siquiera

del grato remanso

que sé que me espera

cuando al fin descanse,

exhausto y sin fuerzas

andado el camino,

en la madre tierra.


Antonio Capilla Loma, PIEDRA DE LA HONDA, Editorial VITRUVIO,.